Anécdotas literarias #1

marzo 05, 2017


En esta ocasión, quiero compartir con ustedes anécdotas literarias realmente curiosas (algunas hasta inverosímiles o graciosas) que encontré por la web. Mayormente tienen como protagonistas a escritores famosos, que con un considerado dominio del lenguaje, logran dotar sus respuestas con juego de palabras y toques irónicos que harían reír a cualquiera, y que de seguro te harán pasar un buen momento.

No obstante, nunca se tendrá la certeza si dichas historias se llevaron a cabo o no, pero eso no quita que sean graciosas, y en el caso de que no hubieran ocurrido, es algo que podría haber pasado, ya la naturaleza de las anécdotas (específicamente los diálogos) juega mucho con las personalidades de los escritores.

Oscar Wilde
“Genial hasta en su último suspiro”

Una de las constantes de Oscar Wilde a lo largo de su vida fue la de vivir por encima de sus posibilidades. Su trabajo como escritor acompañado de otros ingresos que completaban su sueldo no alcanzaban normalmente para cubrir los gastos del tren de vida al que el escritor se había acostumbrado.

Acostumbrado a que los suyos le hicieran consciente de la situación haciéndole ver que no podía gastar tanto, la fijación por controlar el gasto se metió en su mente aunque ciertamente ello no impedía que siguiera derrochando.

De hecho lo hizo hasta el último momento de su vida ya que, según cuentan, el literato en su lecho de muerte tuvo tiempo para una última genialidad cargada de ironía. Wilde, que se encontraba en un hotel de París, quiso despedirse a lo grande y por ello, siendo consciente de que moría, pidió que le subieran a la habitación el mejor champán que tuvieran.

Así lo hicieron y al ver el precio de la cuenta del mismo, Wilde exclamó:

–Muero por encima de mis posibilidades.

Sin duda una genial última frase que, de haber sido pronunciada en realidad (con las anécdotas literarias nunca se sabe…) habría merecido que la copa corriese por cuenta de la casa.

Voltaire
“Voltaire y su eficaz consejo contra los chismes”

Como todo el mundo intuye, Voltaire era una persona que frecuentaba compañías de alta alcurnia, y como a nadie se le escapa, en dichos círculos las lenguas de muchos tienen veneno y los chismorreos y las críticas por la espalda eran el pan de cada día para los integrantes de dicha clase social.

Es por ello que a Voltaire le sorprendió (valga la redundancia) la sorpresa del Duque de Roquelaure ante las puyas que se escuchaban en las reuniones acerca de las personas que no estaban presentes y le expresó a su amigo su malestar por ello temiendo que él mismo fuera objeto de burlas cuando no se hallaba presente.

Esto fue lo que dijo el Duque, resignado a tener que saberse el centro de habladurías cuando se ausentaba de los actos sociales: -Creo que no existe remedio contra esta serie de calumnias que tan a menudo se generan en reuniones y tertulias y a las cuales nadie escapa.

Con toda naturalidad, lleno de lógica y ciertamente con bastante razón, Voltaire dio el remedio perfecto a su amigo para que no recayesen sobre su persona las maledicencias del resto:

-Claro que hay remedio -Le dijo-. En toda reunión sea usted el primero en llegar y el último en marcharse.

Camilo José Cela
“El pedo sonoro de Camilo José Cela”

En ocasiones hemos referido otras anécdotas de Camilo José Cela, el genial escritor gallego que llegó a ganar el premio Nobel en su día y a dejar obras maestras de la literatura mundial como La Colmenta.

Lo curioso es que todas ellas tienen un factor común: lo soez. Y es que Cela, tanto en algunos pasajes de sus obras como especialmente en la vida real, era un amante de la escatología que no solo no se cortaba un pelo en llegar a ser desagradable aunque gracioso en algunas de sus intervenciones sino que además se enorgullecía contándolas.

Una de las que refirió el propio autor tuvo lugar en una cena de gala en la que todos los presentes eran figuras distinguidas.

En un momento dado, Cela, que se estaba metiendo entre pecho y espalda un buen atracón, soltó una ventosidad que retumbó en toda la sala y la palabras se detuvieron entre los comensales que comenzaron a mirar con descrédito hacia la zona en la que el escritor estaba sentado sin saber muy bien quién había sido el del sonoro pedo.

Cela, dándose cuenta de que la señora de su lado se estaba ruborizando aprovechó para vacilarla un poco diciéndole en voz alta: “No se preocupe, señora, diremos que he sido yo”

Julio Verne
“Tan visionario como humilde”

Mentirá todo aquel que niegue haber alucinado al conocer todas las cosas que Julio Verne, un auténtico visionario, adelantó en sus obras al resto de la humanidad.

Cualquiera se sentiría orgulloso de poder hacer tan acertados vaticinios sobre lo que va a ocurrir en el plano científico y técnico en años venideros… menos precisamente el propio Verne.

Y es que, años más tarde de la publicación de sus novelas más futuristas, al ser preguntado en una entrevista sobre su faceta de hombre que ve el porvenir, Verne aseguró con total humildad lo siguiente:

“Le sorprenderá quizás saber que no me enorgullece particularmente haber escrito sobre el automóvil, el submarino, el dirigible, antes de que entraran en el dominio de las realidades científicas. Cuando he hablado de ellos en mis libros como de cosas reales, ya estaban inventados a medias. Yo me limité simplemente a realizar una ficción de lo que debía convertirse después en un hecho (…) Cada hecho geográfico y científico contenido en cualquiera de mis libros ha sido examinado con mucho cuidado y es escrupulosamente exacto”

Su humildad va a juego con la grandeza de su figura: es por ello, entre otras cosas, que Julio Verne jamás será olvidado.

¡Eso ha sido todo! De varias que vi, estas fueron algunas de las que mas risa e interés me causaron, no obstante puede que mas adelante haga mas entradas de este tipo, compartiendo mas anécdotas literarias que voy encontrando en Internet porque la verdad es que hay muchas.

Fuente: Actualidad Literatura.

¿Que opinan sobre estas anécdotas? ¿Les pareció interesante alguna? ¿Cual les causo mas gracia?
Deja tu comentario 🙂

Deberías visitar

0 comentarios

¡Like en mi Fanpage!

Apoyo a: