The Yellow Kid, el primer cómic de la historia

febrero 05, 2017

The Yellow Kid (el chico amarillo), es considerado el primer cómic de la historia, creado por Richard F. Outcault estableció un escenario de personajes pintorescos y andrajosos donde tomaba protagonismo un muchacho asiático, calvo, de grandes orejas y con un característico camisón amarillo. Te invito a seguir leyendo para conocer al ancestro más viejo de la historia de los cómics.



El cómic o historieta es un conjunto de dibujos que constituyen un relato, con o sin texto, que se ha convertido en un arte muy popular tanto para su desarrollo como su consumo, las historias mas emblemáticas (que incluso han aspirado al cine) vieron la luz a través de un cómic/historieta, que destacan relatos sobre diversos superhéroes, humor gráfico, inclusive historietas cuya misión es plasmar una visión de la realidad diferente a la que todos observamos.

Si nos remontamos a los inicios del cómic, nos encontraremos con un niño con los dientes desaliñados y una tonta pero tierna sonrisa, que vistiendo una camisa de dormir amarilla compartía un callejón de los barrios populares de Nueva York con otros personajes igualmente desarreglados. Rara vez hablaba, ocupando como lenguaje una jerga marginal, típica de gueto.


Mickey Dugan, mas conocido como El Chico Amarillo (The Yellow Kid), fue el protagonista de la serie Hogan's Alley, una tira de prensa estadounidense cuyo autor es Richard F. Outcault. La obra fue publicada en la revista Truth (1894) por primera vez, y era presentaba como una macroviñeta en blanco y negro, sin embargo, cuando la serie debutó en 1895 en el New York World ganó una inmensa popularidad, y gracias a eso comenzó a editarse a color. Esto conllevo a que el éxito aumentase, puesto que fue considerada la primera tira impresa a color en un periódico masivo de los Estados Unidos, además por emplear el uso de bocadillos que contenían el diálogo de los personajes, aunque el niño se comunica normalmente a través de frases impresas en sus camisetas.

Esto último hizo que la serie fuera recordada por la historia del cómic, por ser la primera en usar globos o bocadillos en el diálogo de los personajes, además por primera vez se daban las tres condiciones que, según R. Gubern, permiten identificar al cómic tal como lo conocemos hoy día. En primer lugar, una secuencia de imágenes consecutivas para articular un relato. En segundo lugar, la permanencia de por lo menos un personaje estable a lo largo de una serie, y por último, la integración del texto en la imagen.

Richard F. Outcault (1863 - 1928), estableció un escenario de personajes pintorescos y andrajosos donde tomaba protagonismo un muchacho asiático, calvo, de grandes orejas y con un característico camisón azul (que posteriormente en 1896 pasó a ser amarillo), en el cual iba escrito una frase impertinente que variaba de un momento a otro.

Cabe destacar que, como habrán notado, al autor se le considera el inventor del cómic moderno, y que a su vez, el descubridor de uno de los convencionalismos más importantes del lenguaje de los cómics. Por un lado dará origen a la primera metáfora visualizada al colocar unas estrellas sobre la cabeza de un personaje que acaba de sufrir un golpe, y por otro añadirá líneas móviles que indican el movimiento de un niño que esta saltando, con lo que su acción será aún más evidente que si careciera totalmente de ellas.



La historia del Niño Amarillo describe la pobreza de las calles en medio de una muchedumbre anónima y cosmopolita, desagradando a la buena sociedad neoyorquina. Su trayectoria en la prensa se enmarca en el espacio temporal ocupado por la guerra hispano-norteamericana zanjada a causa del intento de secesión de Cuba de la corona española. Se establece que el color del largo faldón (amarillo), con que se vestía el chino, relacionado con uno de los dos que conforman la bandera española, marcó su final debido al rechazo hacia algo que se identificaba con lo hispano. El personaje creado por Outcault vio su final en el año en que España perdió la guerra (1898)

A modo de curiosidad, en 1991 la tira fue una de las 20 incluidas en la serie Historietas Clásicas, de estampillas postales conmemorativas de los Estados Unidos de América.



¿Conocías esta curiosidad? ¿Has leído alguna vez un cómic?

¡Déjame tu comentario!

Deberías visitar

0 comentarios

¡Like en mi Fanpage!

Apoyo a: