Reseña #08 | Los ojos del perro siberiano - Antonio Santa Ana

diciembre 18, 2015

FICHA TÉCNICA



TÍTULO: Los ojos del perro siberiano
TÍTULO ORIGINAL: Los ojos del perro siberiano
AUTOR: Antonio Santa Ana
GÉNEROS: Juvenil, Contemporánea, Drama
SAGA: No, es autoconclusivo
¿PRECUELA?: No tiene
N° DE PÁGINAS: 136
EDITORIAL: Norma S.A


SINOPSIS


Nos quedamos un rato en silencio, envueltos en el perfume de las hierbas hasta que le pregunté:

– ¿Por qué nunca hablamos de Ezequiel?

Apoyó las cosas en el piso con mucha calma. Estiró su mano como para acariciarme. Me miró. Bajó la mano, luego la vista y dijo en un susurro:

– Hay cosas de las que es mejor no hablar.



OPINIÓN PERSONAL
¡Sin Spoilers!


La historia esta narrada por el hermano de Ezequiel, un joven que reside en San Isidro y que, antes de emprender un viaje hace una regresión a su niñez recordando el complicado clima familiar que vivió a los cinco años, cuando su hermano se fue de casa debido a una acalorada discusión que tuvo con sus padres, los cuales jamas explicaron el motivo de la pelea. En base a esto, el hermano de Ezequiel emprende por su cuenta su búsqueda hasta encontrar la verdad detrás de toda aquella discusión, la verdad de por qué siempre se evita tratar el tema de Ezequiel y del rechazo que genera.

La trama de este libro es bastante corta pero logra el objetivo de conmover al lector con una historia dramática llena de emociones y de enseñanzas muy valiosas. Deja en evidencia  cómo la enfermedad del SIDA, mediante tantas experiencias de dolor y rechazo, logra abrir los ojos de Ezequiel y de su hermano permitiendo mirar la vida de una forma diferente.

Me encanta como el libro plasma el dolor y el rechazo que sufren de parte de la sociedad los que padecen el SIDA, la intolerancia de la gente, los prejuicios, y sobre todo la ignorancia hacen que las personas que rodean a Ezequiel lo vean con una mirada distinta y negativa.

Considero que lo mas enriquecedor de la historia son sus personajes, especialmente Ezequiel y su hermano (el narrador, el cual nunca da su nombre), ya que la relación de ambos contrasta perfectamente con la terrible situación que esta viviendo Ezequiel. Toda la familia lo rechaza al punto de evitar tratar del tema pero solo su hermano es el que lo busca y quiere acompañarlo en los últimos meses de su vida, gracias a esto también aprende, directamente de un enfermo, lo cruda que puede ser la situación para alguien que padece el SIDA y cómo esto puede perjudicar todas sus relaciones.

No obstante, el libro no busca únicamente tratar de manera dramática la enfermedad mostrando el lado negativo, sino también enseñando de forma optimista como puede cambiar a una persona al punto de empezar a vivir de verdad, aprender a amar la vida con todas sus fuerzas (esto queda plasmado en una de las citas que mencionaré mas abajo), conocer con que ojos se ve a las demás personas y sobre lo negativo que son los prejuicios basados en el miedo y la ignorancia.

¿Que me pareció?

En conclusión, es un libro que recomiendo muchísimo. Estoy seguro que, al contrario de su efímero relato, transmite un montón de enseñanzas que te ayudarán a ver y valorar la vida de otra forma. Y logra que uno se cuestione con que ojos y prejuicios ve a los demás. Al mismo tiempo enseña lo mágicos que pueden ser los recuerdos que nos dejan los seres queridos que ya no están con nosotros.


4/5

¡Muy bueno!
Es una historia hermosa, pero me hubiera gustado que fuera más profunda y con mayor desarrollo, no obstante es muy recomendable.


¿Frases que me gustaron?

Le debo a Ezequiel el haberme enseñada que la vida no es más que eso: asomar la cabeza, para ver que pasa afuera, aunque haya tormenta. 


El SIDA es como una tormenta, nadie quiere sacar la cabeza para ver que hay afuera. 


Ninguna enfermedad te enseña a morir. Te enseña a vivir. A amar la vida con toda la fuerza que tengas. A mi el SIDA no me quita, me da ganas de vivir. 
- Ezequiel


Como si fuera más digno morirse de leucemia que de SIDA. Como si fuera indigno ser sidoso. Como si en la muerte hubiera alguna dignidad. 


Uno de los motivos por los que quiero tanto a este perro es por sus ojos. Desde que estoy enfermo la gente me mira de distintas maneras. En los ojos de algunos veo temor, en los otros intolerancia. En los de la abuela veo lástima. En los de papa enojo y vergüenza. En los de mama, miedo y reproche… Los únicos ojos que me miran igual, los únicos ojos en los que me veo como soy, no importa si estoy sano o enfermo, es en los ojos de mi perro. En los ojos de Sacha. 
- Ezequiel


SOBRE EL AUTOR

Antonio Santa Ana
Antonio Santa Ana nació en 1963 en Buenos Aires, donde vive actualmente con sus dos hijos. Trabaja desde hace diez años con el Grupo Editorial Norma en Argentina, donde se ocupa de la edición y circulación de las colecciones infantiles y juveniles. Antes de vincularse a Norma trabajó durante diez años en la organización de la Feria del Libro de Buenos Aires y en la editorial Libros del Quirquincho.


¿Leíste el libro? ¿Piensas hacerlo?
¡Compártelo en los comentarios!

Deberías visitar

0 comentarios

¡Like en mi Fanpage!

Apoyo a: