¡Entrevista exclusiva a Anna K. Franco!

noviembre 23, 2015


Anabella Franco

Anabella Franco o Anna K. Franco es escritora de novelas románticas, ciencia ficción, cuentos y relatos de géneros diversos, ensayos y artículos. Nació el 3 de marzo de 1985 en Quilmes, Buenos Aires, Argentina. Se destaca en novelas románticas y de ciencia ficción. Estudió Letras y Corrección Literaria, comenzó a escribir siendo muy joven pero que luego se convirtió en su profesión. Se desempeñó como jurado de diversos concursos literarios y como coordinadora de talleres de escritura. Ganó varios certámenes literarios y publicó su primer relato en 2005.



Entrevista a Anna K. Franco


Estoy sumamente contento de poder publicar la primera entrevista a un autor!

Fue un verdadero gusto poder entrevistar a la escritora de la Saga distopica Rebelión, Anna K. Franco. Quisiera destacar la amabilidad, el trato y la paciencia que tuvo conmigo en responderme estas preguntas, es algo que valoro muchísimo y es un placer poder compartirlo con los lectores del blog.

Espero que disfruten las respuestas de Anna tanto como lo disfrute yo leyéndolas.

Nota: Esta entrevista fue publicada originalmente en diciembre del 2015



¡Comencemos con las preguntas!


Antes de comenzar, muchas gracias por tomarte tu tiempo en responder esta entrevista! Me encanto la Saga distopica que escribiste y estoy ansioso por la salida de Abdicación.

¡Gracias a vos! Me alegra que estés disfrutando la saga y la recomiendes 🙂

Previamente a la Saga de “Rebelión” habías escrito varios libros románticos, ¿Que experimentaste al escribir una Saga del genero distopico? ¿Estabas incursionando en la ciencia ficción? ¿Que te motivó a hacerlo?

La ciencia ficción no era un género desconocido para mí. En 2006 escribí una novela que serviría como precuela de la saga “Rebelión”. Sin embargo, durante los casi diez años que pasaron desde entonces, ese mundo creado nunca dejó de rondar mi mente. Siempre extrañé la ciencia ficción y en particular esa novela, así que en 2014, para descomprimirme un poco del género que venía escribiendo y publicando, quise seguir con la historia de aquella época.

El romance y la ciencia ficción son diferentes, pero como siempre disfruté leer ambos géneros, no me costó adecuarme a las cualidades de uno ni del otro. En distopía juvenil el ritmo de la narración se acelera, en especial en las escenas de acción, y la investigación es una tarea interesantísima, pero también muy amplia. No solo se trata de imaginar y escribir, sino de hacer concordar un montón de situaciones en un mundo ficcional completamente nuevo, sin olvidar las leyes propias de ese mundo. Por otra parte, esas leyes deben derivar del nuestro, de lo contrario, el género perdería una de sus cualidades más ricas, que es ofrecer una visión de la sociedad contemporánea a través de un posible futuro.

Como una simple curiosidad, ¿Como se te ocurrieron los nombres de Lenah y Nahier? Sinceramente son muy originales.

Es una historia curiosa. La verdad, me gustan las coincidencias. Siempre que estoy escribiendo algo y voy por buen camino, me pasan un montón de cosas increíbles. ¿Qué tiene que ver esto con los nombres de los personajes? Como escribí la “precuela” de esta saga en 2006, el mismo año en que escribí la novela romántica que en 2012 me dio un gran éxito, “Nada más que una noche”, quise que mi nueva creación repitiera ese éxito, así que lo convoqué reiterando las iniciales de los nombres de los protagonistas. En “Nada más que una noche” se llaman Nick y Lavinia; en “Rebelión”, Nahier y Lenah. El nombre Nahier no es muy común, lo encontré buscando en Internet un nombre que pareciera internacional y nacional a la vez, como “Nahuel”, pero no tan argentino; algo así. Lenah es un homenaje a Lenina, de “Un mundo feliz”.

Hay otros nombres connotativos. Melisande me surgió del inconsciente: en realidad quería que fuera algo parecido a “Melisa”, pero con un plus, y me vino el “-nde”. Luego una lectora mencionó que se llama casi igual que un personaje de George R. R. Martin y dije: “Wow, me debe haber quedado en el inconsciente por alguna buena razón”, jaja. Dagda es el nombre de un dios celta. Quería que ese personaje tuviera sabiduría oriental (por eso las katanas y sus reflexiones y metáforas en “Alienación”), pero que su nombre respondiera a un dios poderoso. Me gustó ese. Podría contar la historia de otros nombres, pero no los quiero aburrir, jaja.

Haciendo énfasis en la personalidad de los personajes, especialmente la de Nahier, ¿Cómo te inspiraste en ellos? ¿Existe alguien que haya influenciado en su creación?

Los personajes de la saga no están basados en personas concretas, pero sí en observaciones que hago de la realidad, de lo contrario, no serían tan creíbles. Mis personajes nacen con una idea, pero a medida que la historia transcurre, ellos van haciendo su propio camino. Los rasgos psicológicos de base se mantienen o se modifican de acuerdo con las vivencias que atraviesan a lo largo de la trama. Es evidente que un clon al que le negaron todo tipo de sentimiento y muchos conocimientos va a tener un lado ingenuo, pero a la vez es muy inteligente, porque es un ser perfeccionado. Me gustan los personajes dicotómicos, es decir, contradictorios, que tengan varias caras, que cometan errores, que no sean perfectos; eso los hace más reales. El personaje es un héroe de ficción, pero yo quise que también fuera un héroe humano.

Volviendo al tema de la Saga en general, ¿Que piensas que ofrece Rebelión y Alienación a diferencia de otras del género? ¿Consideras que el libro tiene un sello personal? Como el desarrollo romántico entre los protagonistas?

Creo que cada autor tiene una forma de contar diferente a los otros, de modo que en ese sentido, mi saga es muy distinta de otras. También es distinto el contexto en el que transcurre la acción (Argentina), aunque la “precuela” (ese libro que escribí en 2006) comienza en EEUU. Tampoco leí ninguna otra historia sobre criopreservación y clonación. Por otra parte, mis fuentes de ciencia ficción en realidad no son las distopías de moda actualmente, aunque también me gustan, sino textos clásicos del género como “1984”, “Un mundo feliz” y “La guerra de los mundos”, entre otros.

En cuanto a la historia de amor entre Lenah y Nahier, cuidé que no opacara el resto del libro, por eso creo que “Rebelión”, “Alienación” y “Abdicación” son mucho más que una historia de amor, aunque el amor está presente, quizás un poco más que en otras distopías. ¿Por qué? Porque, aunque suene cursi, pienso que el amor es lo único que puede salvarnos como humanidad frente a todas las calamidades que cometemos. No hablo del amor de pareja solamente; en “Alienación”, por ejemplo, también encontramos amor a la amistad y amor entre figura de padre e hijo, por eso hablo del amor en general, que es un valor en oposición a tantos antivalores que aparecen en un mundo distópico. Creo que el amor es el valor principal del que parten todos los demás.


¿Qué podemos esperar del último libro Abdicación? Solo lo que puedas decirnos, mucha gente está ansiosa por la última parte!!

Sé que muchos la están esperando, ¡qué bueno eso!
¡En “Abdicación” pasa de todo!

Para mí como autora, “Rebelión” es un libro que tiene muchísima acción, pero que se centra más en explorar a los protagonistas y el mundo que los rodea para sentar una buena base, un trampolín, hacia lo que vendrá. “Alienación”, en cambio, explora el aspecto psicológico de los clones, en especial de Nahier, y el lado oscuro de la humanidad, encarnado en los experimentos de Prisma. Una escena que amo de “Alienación” es esa en la que Nahier el original y Nahier el clon quedan frente a frente, porque con ella quise representar las dos caras de una misma persona, su lado de luz y su lado de oscuridad; Nahier O y Nahier C, en lo simbólico, son una sola entidad, dos caras de una misma moneda, que es su humanidad.

“Abdicación” pasa por lo filosófico y lo político. Claro que, al ser libros juveniles, no se trata de dar una clase de Marx, Nietzsche y Hobbes, pero sí de que esas teorías que de alguna manera influenciaron mi concepción del mundo estén plasmadas en la historia. Es un libro muy entretenido, en el que todo el tiempo pasan cosas, y que además les dejará ideas para que se planteen sus propias preguntas. Con todo esto me refiero a que quise hacer más que una distopía de moda, aunque la saga sigue los parámetros de las mismas. Quise dejar ideas que algunos notarán, otros no, pero que hicieron que para mí el texto fuera rico y profundo, además de entretenido.

Con el tema de la recepción, ¿Cuál fue la reacción del público con “Rebelión” y “Alienación”? Y sobre las lectoras más antiguas que te seguían ¿les gusto este nuevo género?

¡Fue increíble! La saga les encantó, y estoy más que feliz por eso. Logró posicionarse en los rankings latinoamericanos al nivel de sagas anglosajonas, que vienen con un montón de marketing de afuera y películas incluidas, así que eso para mí es un logro muy importante. A algunas lectoras de romántica les cuesta cambiar un poco el paradigma de lectura, lo cual me parece respetable; cada uno lee lo que le gusta, lo que le resulta entretenido y le brinda placer. Sin embargo, otro gran número de seguidoras leyó la saga y le gustó tanto como al público nuevo, lo cual es otro gran incentivo para mí. “Rebelión”, aunque está catalogada como novela juvenil, no es solo para jóvenes. Pienso que tanto chicos como chicas, hombres como mujeres, pueden disfrutarla por igual. Lo bueno de este tipo de libros es que tienen un público muy amplio.

Sobre el final del libro “Rebelión”, en la última página hay un fragmento sobre Lenah y Nahier que da mucho a la imaginación, especialmente para las lectoras. ¿Hay algo que quieras decir sobre eso? Yo también tengo mucha curiosidad!!.



Antes de ir cerrando, quisiera conocer la opinión que tienes sobre la presión que sufren los escritores latinoamericanos con respecto a las expectativas que ponen sobre ellos los lectores, subestimando en ocasiones el talento de los mismos. ¿Vos también la sufriste? ¿Tienes una opinión o un mensaje que dejar sobre ese tema?

Lo cierto es que los escritores de ficción que tenemos competencia de afuera, siempre vamos a ser comparados. Por ejemplo, alguien que escribe libros sobre política argentina, novela histórica con temática nacional o novelas policiales basadas en casos de acá, no tiene competencia internacional, entonces el lector confía de entrada, ya que no hay “otra cosa” que ponga en tela de juicio a ese autor. En cambio, cuando uno se dedica a géneros que vienen de afuera, la desconfianza va a estar presente, por eso tenemos un doble desafío: hacer una obra de calidad (el mismo reto que tiene el autor de afuera) y vencer el prejuicio por ser “de acá”.

De todos modos, nunca hay que generalizar. He recibido muchos comentarios en los que me contaban que habían elegido mi libro justamente por ser de una autora argentina. Solo a unos pocos se les escapa un “pensé que por ser de acá no iba a ser bueno” o “pensé que era igual a Equis libro y nada que ver”. En mi caso, inventé el mundo de mi saga en 2006, pero en ese año, ¿qué editorial iba a publicar un libro de una autora argentina de ciencia ficción? Nadie. No es mi culpa que el fenómeno editorial se maneje por las tendencias del mercado. Tuve la suerte de que una editorial confiara en mi trabajo y permitiera que muchos lectores lo conozcan. No puedo sentirme más feliz por el trato que mi saga recibió en Ediciones B, pero el momento no lo manejo yo.

Finalmente, ¿Qué libro le recomendarías a un lector que disfrutó de la Saga Rebelión? y ¿Qué palabras le dejarías a tus fans?

Ya sé que para los chicos estas lecturas pueden resultar aburridas, pero no puedo con mi genio de profe de Literatura y me gustaría que avanzaran un paso más allá. Por eso, esta vez les recomendaría los libros que a mí me “abrieron la cabeza” y me inspiraron para escribir “Rebelión”: “La verdad y las formas jurídicas” de Foucault, lecturas de Apple, “Un mundo feliz” de Huxley, “La guerra de los mundos” de H. G. Wells (que poco tiene que ver con la película de Tom Cruise), “1984” de Orwell, libros de Bradbury y Asimov, “Gas” de Georg Kaiser, y todos los “grosos” de la ciencia ficción y la filosofía. Esas son las bases de todo lo demás.

Para mis fans tendría que escribir páginas y páginas, jaja, pero lo resumiré en un inmenso ¡GRACIAS! Son ustedes los que hacen que la saga siga creciendo con sus recomendaciones, y los que harán que muchos otros escritores latinoamericanos tengan la posibilidad de dar a conocer los manuscritos que guardan en sus cajones o computadoras. Me hace feliz que lo que escribo les guste y de nuevo gracias por ayudarme a seguir creciendo como escritora con sus comentarios y el apoyo que me brindan todos los días.

Muchas gracias por crear esta hermosa saga, y por la amabilidad que tuviste en la entrevista.

¡Gracias a vos! Disfruté mucho con las respuestas 🙂


Algunas de las novelas publicadas por la autora





¿Que te pareció? ¿Conoces a la autora?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

Deberías visitar

0 comentarios

¡Like en mi Fanpage!

Apoyo a: